Nunca dejes de brillar

0

Nunca dejes de brillarCuenta la leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; Ésta huía rápido con miedo, de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir; Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada. En el tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y dijo a la serpiente:

– ¿Puedo hacerte tres preguntas? le dijo la luciérnaga.

La serpiente le responde: No acostumbro dar éste precedente a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar.

– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia? le dijo la luciérnaga. La serpiente le responde: No.

– ¿Yo te hice algún mal? le dijo la luciérnaga. La serpiente le responde: No.

– Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?, le dijo la luciérnaga.

La serpiente le responde: Porque no soporto verte brillar.

Muchos de nosotros muchas veces nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo? Sencillo, porque no soportan verte brillar.





Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Página 1 de 11