La angustia y la salvación

0

La angustia y la salvaciónEn el Antiguo Testamento encontramos un expresivo y hermoso texto de David (salmo 69):

Sálvame, oh Dios,
porque las aguas han entrado hasta el alma.
Estoy hundido en ciento profundo,
donde no puedo hacer pie;
he venido a abismos de aguas,
y la corriente me ha anegado.
Cansado estoy de llamar;
mi garganta se ha enrojecido…
Tu eres mi refugio; me guardaras de la angustia.

Kierkegaard nos dejo dicho que la angustia es el terror del espíritu finito ante su propia infinitud. Carecemos de una intelección plenaria del ser y nunca podemos alcanzar el bien sumo.

EL HOMBRE ES CREATURA AMADA Y NO EXPERIMENTO DE DIOS*.

La grandeza de mi ser humano me viene dada desde lo alto:

“¿Que es el hombre para que de el te acuerdes, el hijo de Adán para que de él te cuides?

Apenas inferior a un dios lo hiciste, coronándole de gloria esplendor; le hiciste señor de las obras de tus manos, fue puesto por ti bajo sus pies”.

Salmo 8

*Búsqueda y encuentro de Dios.
Agustin Basave Fernandez del Valle





Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Página 1 de 11